Chamizo en el Popu y en el Ruta 66

No ha podido empezar mejor el 2016 con dos pedazo críticas en las dos revistas que más he leído y disfrutado en mi vida: El Popu (Popular 1) y el Ruta 66. Gracias infinitas a Fede Navarro (y a César Martín) y a Carlos Zanón por creer en Chamizo y darme estas dos grandes alegrías. Os dejo (de momento) la que apareció en el Popu:

chamipopu

Otra visión de “Solo en Barcelona” y las obras de Antonio Chumillas

Ahí van algunas de las maravillas que hizo Antonio Chumillas García para el CD de Chamizo. Cada canción lleva una ilustración vista al detalle (algunas no están en el CD). Vale la pena verlas. Súper Chumi!

http://anteelespejo.viinyl.com
http://bajolalengua.viinyl.com
http://lallavedemipiano.viinyl.com
http://solaenbarcelona.viinyl.com
http://monstruillos.viinyl.com
http://bluesdelosnombres.viinyl.com
http://crimenycastigo.viinyl.com
http://2015unaruinatotal.viinyl.com
http://nuncapodrasolvidar.viinyl.com
http://comosinuncahubieraexistido.viinyl.com
http://lelandpalmer.viinyl.com
http://carnecruda.viinyl.com
http://nobailare.viinyl.com

¡Caramelos para todos!

Ya están aquí los CD’s! Con las obras de arte de Antonio Chumillas, el diseño genial de Joan Carles Muñoz, las letras, un billete de 500 euros: llevan de todo!
Podéis conseguirlos en este enlace por solo 9 euros (incluida una descarga digital del disco y sin gastos de envío en España):
https://chamizo.bandcamp.com/album/solo-en-barcelona-2015

CARAMELOS

Entrevista en el Ruta 66!

Chamizo
Un montón de años lleva Santiago Chamizo al frente de un proyecto que toma el nombre de su apellido y en el que da rienda suelta a toda su imaginación musical. Su nuevo disco se titula Solo en Barcelona y por ahí empezamos a hablar.

¿Por qué llamar a tu nuevo disco Solo en Barcelona?

Quería hacer algo únicamente con piano y voz y escuchando un disco de Thelonious Monk, “Alone in San Francisco”, me hizo gracia el título con ese doble sentido de soledad y que está grabado solo con piano, y me lo hice mío. Y aunque lo que yo grababa acabó mutando hacia algo lleno de instrumentos y colaboraciones me quedé con el título y al final fue como darle la vuelta a su significado. Porque precisamente este disco es en el que menos solo he trabajado de todos los que he hecho. Es todo lo contrario y eso me gusta. Es como las canciones: algo te tortura, lo conviertes en una canción y pasa a ser algo positivo. Creo que, en el fondo, todo en este disco va sobre eso, transformar lo negativo, aprovechando su energía, en positivo. Un poquito de redención de vez en cuando para seguir adelante.

Llevas seis discos desde la más absoluta independencia ¿qué te motiva a seguir?

Esa independencia es la que me permite que pueda hacer lo que me dé la gana siempre y que siga siendo lo que más me gusta hacer y, a la vez, lo que da sentido a todo lo demás. Y por eso es algo que voy a hacer siempre. Me motivan muchas cosas: mejorar en cada grabación, componer mejor, hacer mejores letras, tocar mejor, grabar mejor, etc. Pero vamos, que tampoco es tan autista el asunto, también es un reto intentar llegar cada vez a más gente. Gustar. Que Edu me pregunte cosas… Es una aventura para el resto de mi vida. Tras tantos años sigue siendo excitante.

Seguir leyendo la entrevista

¡Nuevo vídeo!

Primer vídeo del nuevo disco “Solo en Barcelona”. Se trata de la canción instrumental “Como si nunca hubiera existido”. Participan en el video Marc Vilaclara (bajo), Xavier Martín (batería) y Santiago Chamizo (Teclado). En el audio también está presente Rafa García haciendo el solo de guitarra.

¡Nuevo disco!

chamiporta
https://chamizo.bandcamp.com/album/solo-en-barcelona-2015
Ya está disponible el nuevo disco: “Solo en Barcelona” (También en Spotify, Itunes, Amazon, Google Play, etc. Pronto también las copias en CD) y que me ha llevado un par de años crear y grabar. Y a pesar de su título es la vez que más y mejor he estado acompañado haciéndolo, con colaboraciones estupendas de amigos y grandes músicos como Carlos Santolobo (guitarrista-chief en The Cannibal Queen), Héctor Xiqués (creador de No Neo y a los mandos de los Estudios Onasound) o Rafa García (guitarrista y alma incansable de The Electric Onion) entre muchos otros: cuatro guitarristas, cuatro bajistas, tres baterías, un clarinetista, etc.
El título del disco se me ocurrió escuchando un disco de Thelonious Monk, “Alone in San Francisco”, grabación en la que solo suena piano. Y en un principio el disco de Chamizo iba a ser piano y voz, ya que quería hacer algo cálido y sencillo. Pero al final el proyecto se fue yendo hacia el otro extremo (más instrumentos, más dB’s, más capas, más de todo!), porque en realidad lo que el cuerpo me pedía era hacer algo ruidoso y potente. Y de paso, volver un poco a mis orígenes garajeros-psicodélicos-fanáticos de mi banda en los 90, La Vaca Multicolor, aunque al final cada canción tiene su propio mundo. Aún así, me gustaba mucho el título porque encuadraba muy bien emocionalmente las canciones que lo forman y al final me lo quedé.
Por otro lado, casi simultáneamente, ocurrió una de esas coincidencias mágicas y la RAE decidió cambiar la norma del acento de los “solo” y todos ellos pasaron a dejar de llevar acento (incluso en caso de ambigüedad), lo cual me encantó ya que daba muchas más posibilidades de interpretación del título: desde el solo de soledad, al solo de “únicamente”, pasando por los solos de teclado y guitarra (que casualmente hay muchos por primera vez en un disco de Chamizo).
Y es en Barcelona, ciudad en la que he vivido siempre, donde he creado este artefacto. Y todos somos un poco monstruillos producto de las ciudades, paises, etc en los que hemos crecido, para bien y para mal. Y para mí Barcelona es, como el resto de grandes ciudades, un lugar lleno de gente que se siente demasiado a menudo sola. Un laberinto de calles y palabras en el que rara vez te encuentras a alguien conocido, una cara amable, y en el que sobrevive el que mejor se adapta. La gaviota comiendo palomas mutantes.
Así pues, tenemos toda esta ensalada: una ciudad, un sentimiento de soledad, de incomprensión, nuevas normas lingüísticas oportunas, un sonido algo fantasmal y apocalíptico. Y es aquí donde aparece el mago Antonio Chumillas, que me había fascinado con la portada que hizo para su grupo Doctor Divago “La belleza muda de los secretos del mar”. Entré en contacto con él y accedió a crear esta portada que me encanta y que acaba de redondear (y ampliar) el contenido del nuevo disco de Chamizo. ¡Espero que os guste! :)

Habemus Popu!

Ya se puede comprar el Popu 500 en los Kioscos (también se puede encontrar online: http://quiosco.popular1.orbyt.es/) . La revista más antigua de Rock del universo (desde 1973!!) tras la Rolling Stone y mi revista favorita ever. Y en la que he tenido el gran honor de ser uno de los que comentan un “disco especial” en sus vidas, en mi caso uno de Charly García. Entre otros, salen comentando sus “discos especiales”, músicos como Jaime Urrutia, Bunbury, Loquillo, Ian Anderson, Jackson Browne, Manolo García, Calamaro, etc. ¡Viva el Popu!

popuIMG-20150701-WA0000

La nueva Chamiband!

:) Os presento las nuevas incorporaciones de la Chami Band:

A la batería, desde Salamanca, Xavier Martin. También cantante de Los Routiers. En su tiempo libre conduce trailers por la meseta.
A la guitarra, desde Las Palmas, siempre una hora más joven, Adrian de la Cruz.
And finally, Marc Vilaclara, el bajista mejor dotado de Nou Barris y rodalies, también conocido como el hijo secreto que tuvo George Harrison con Pimpinela.
Chamiband is back!

chamiband 2015

Texto de Lara Calduch inspirado en la canción de Chamizo “La Luna”

SENSE VOCACIÓ

Va penjar el telèfon. El cor li bategava tan de pressa que es va posar la mà al pit per evitar que, literalment, se li desplacés d’entre el pulmó i les costelles. Quin problema hi havia? Només havia perdut la il·lusió, les ganes d’aquella vida nòmada, desarrelada de qualsevol lloc o emoció. Simplement havia perdut l’entusiasme. A qualsevol li podia passar. L’única cosa que necessitava eren unes vacances. Descansar durant un temps fora de tanta pressió i tant d’estrès, després ho veuria tot més clar.

La Luna ha dejado una nota al marchar: “Creo que este vértigo me va a matar…”

Va agafar les quatre coses que va considerar indispensables i va baixar les escales a corre-cuita donant un cop de porta en sortir. Al carrer va notar, i va agrair, el fred que li donava la benvinguda i se’n va anar caminant passeig avall. Va agafar un taxi i va acomodar-se al seient del darrera. D’aquí a un parell d’hores ja estaria tot solucionat. No havia de preocupar-se per res. Amb aquest pensament va recolzar el cap al vidre i va deixar que la vista se li perdés entre les imatges de la ciutat.

– Aquest serà el teu company.

– El Carpeta

– El Nanu

Es van donar la mà sense gaires cerimònies i el va seguir fins al pis que compartirien fins que acabessin la missió que els havien encomanat. En entrar a l’apartament se li va regirar l’estómac. Llaunes de cervesa i ampolles buides de tota mena ocupaven fins i tot el lavabo. Els cendres, plens a vessar de burilles, es repartien per taules, cadires i el terra. No hi havia ni un lloc per seure. El Carpeta va enretirar la brutícia d’un lloc per passar-la a un altre i va fer-li un forat.

– No esperava ningú, sinó hagués fet una mica de neteja.

– No passa res.

No passava res, a part d’un company borratxo i asocial que es barallava amb tothom, sobretot si anava begut i això era des de que es llevava al migdia, que no tenia respecte per res ni per ningú. Traient això, no li podia haver tocat cap altre company millor per a la seva primera missió. Durant el temps que van estar junts el va haver de treure de continues baralles de bar, va haver de pagar-li uns quants deutes de joc pels quals gairebé van estar a punt de matar-lo, va haver de netejar el pis per tenir un lloc ni que fos per estirar-se a dormir i va haver de suportar continues grolleries i discursos sobre la merda que era la humanitat. Era difícil d’entendre i d’imaginar que un home com aquell es dediqués a una feina com aquella. No per la falta d’empatia envers qualsevol altra persona, aquesta era la seva única virtut, si és podia dir així; sinó perquè era impossible que en aquell estat d’ebrietat continua pogués fer res del dret. I se suposava que aquell pertorbat li havia de fer de modelatge.

Amb El Carpeta va aprendre a passar les hores mortes abans de passar a l’acció i a no sentir vergonya pels actes dels demés. Malgrat que ja començava a tenir la seva pròpia enciclopèdia, amb tot el que no s’ha de fer, gràcies a tenir al costat a aquell paio, es va alegrar el dia en què tot va quedar enllestit i, per fi, se’n va poder desempallegar.

“…Que nunca me he podido acostumbrar y sólo ahora ya no puedo más. Que yo no sirvo…”

El problema és que no serveixo. Res d’unes vacances i després tornar-ho a provar. No és falta d’ambició, és que no tinc vocació. Per això s’ha de néixer, s’ha de ser d’una pasta o vés a saber què, però sigui el que sigui jo no ho tinc. Sempre amb la por enganxada al cos. Por a que et descobreixin, por a que t’enxampi la policia o simplement por a que et fotin un tret. I ara, a més a més, la por a que els meus propis companys se n’adonin que ja no sóc un d’ells.

Les mans li suaven i el camí se li estava fent massa llarg. Havia de deixar de pensar. Si tot anava bé en un parell d’hores… I per què no hauria d’anar bé?

– L’importa si em fumo una cigarreta?

– Dintre del cotxe no es pot fumar senyor, ho sento.

– Doncs s’haurà d’aturar allà a on pugui perquè necessito fumar-me un cigarro.

– Merda, merda, merda! Ja t’ho havia dit que no era per aquí! Gira, a la que puguis, a la dreta.

Corrien pel centre de la ciutat amb la policia enganxada al darrera.

– La puta mare que em va parir! Troba la sortida d’aquesta maleïda ciutat d’una puta vegada!!

– Calla, collons!

– Que em calli? Tenim a la poli llepant-nos el cul, no entenc ni un puto cartell per poder saber com sortir d’aquesta merda, acabo de pelar el meu primer paio i tu em demanes que calli? Ves-te’n a prendre pel cul cabró!!

– O tanques la boca o t’asseguro que et buido el carregador a sobre ara mateix.
En dir això va frenar el cotxe tan bruscament que es va donar un cop al cap amb la guantera. Se’l va mirar amb els ulls que li cremaven, el volia matar, però la seva pistola li apuntava a la cara.

– D’acord, ja callo. Però fes el favor de treure’ns d’aquí.

Va tornar a arrencar el cotxe i les rodes van deixar una olor a cremat a la carretera. Una estona després sortien de la ciutat sense cap direcció concreta. El que importava ara era treure’s a la policia de sobre després ja pensarien cap a on anar. Mentre s’allunyaven es va tranquil·litzar i ja no va tenir prou valor per matar-lo, ni a ell ni a cap altre més. Aquí va ser quan va començar a encarregar-se d’aconseguir la part logística per als operatius.
El taxista el va treure dels seus pensaments. Ja havien arribat. Li va pagar i va sortir del cotxe. Encara feia fred, els carrers estaven mullats, però no plovia. Va dirigir-se a l’adreça que li havien donat, va mirar el rellotge, faltaven encara cinc minuts. Va recolzar-se a la paret per esperar. L’últim encàrrec. Podria tornar a gaudir d’aquelles passejades vora el mar, aquella llum d’hivern a la barca…

– Lau… Liliana?

– Ei tio! Què cony fas aquí?!

“…Que yo no sirvo para subir y bajar.” La Noche ya no tiene con quien hablar…

S’havia quedat allà palplantat sense moure ni un múscul. Va notar com se li tirava a sobre mentre li parlava. La seva veu li arribava esmorteïda, com si li parlés de sota l’aigua.

– Què passa? Ja no abraces a les velles amigues?!

– És clar…

Es va treure les mans de la butxaca i amb una mà la va abraçar per impedir que el seu cos li rellisqués fins al terra. Podia sentir que el cor li bategava tan de pressa que va haver d’empassar-se tres bafarades d’aire per poder tornar a respirar. Amb suavitat la va deixar a la vorera, es va aixecar i va marxar carrer avall.